Escollera


Las obras de escollera están constituidas por bloques pétreos, obtenidos generalmente mediante voladura, con formas más o menos prismáticas y superficies rugosas.

Se pueden distinguir los siguientes tipos de escollera, en función del método de puesta en obra.

  • Escollera vertida.
  • Escollera compactada.
  • Escollera colocada.

Sus aplicaciones fundamentales son las que siguen:

  • Escollera vertida: Dentro del campo de la ingeniería civil se emplea fundamentalmente en obras marítimas y fluviales, y en ciertos casos en presas y otras aplicaciones de tipo medioambiental.
    • En obras de carretera suele utilizarse en la construcción de mantos drenantes, en la resolución de patologías geotécnicas —deslizamientos, por ejemplo— que requieren peso estabilizador en una determinada zona, como cimiento de terraplenes sobre suelos blandos, etc.
  • Escollera compactada: De amplio uso en pedraplenes, presas y obras marítimas en general. Se obtienen parámetros geotécnicos, en general mejores que los obtenidos por simple vertido.
  • Escollera colocada: Se utiliza en encauzamientos y restauraciones fluviales y en determinadas ocasiones en mantos de diques marítimos en talud.
    • En obras de carretera se emplea como protección contra la erosión de las entradas y salidas de obras de drenaje y de las pilas y estribos de las estructuras de cruce de cauces, así como en contrafuertes drenantes, taludes vistos de pedraplenes de fuerte inclinación y muros de contención o sostenimiento.
    • Entre las principales ventajas que puede ofrecer la escollera colocada para la construcción de muros se encuentran:
      • a) Facilidad de drenaje a través de los intersticios existentes entre los bloques pétreos.
      • b) Facilidad para adaptarse a movimientos diferenciales del terreno, admitiendo ciertas distorsiones sin sufrir daños estructurales.
      • c) Relativa facilidad de integración de la escollera en el entorno, al tratarse de un material natural.

Guía para el Proyecto y la Ejecución de Muros de Escollera

  • Los parámetros geotécnicos que resultan con la escollera colocada son, en general, mejores que los obtenidos para el mismo material por simple vertido Los modelos de comportamiento de los tres tipos de escollera (vertida, compactada y colocada) son diferentes, aunque presentan algunos aspectos comunes.
  • Históricamente los más analizados son los dos primeros, sobre los que la literatura técnica es relativamente abundante; así, existen numerosos estudios sobre el empleo de la escollera en presas de materiales sueltos, diques rompeolas en talud y pedraplenes. Mucho más escasa resulta, por el contrario, la literatura disponible sobre la escollera colocada y en particular sobre muros.

En obras marítimas, son: elementos naturales, como la piedra de cantera, o artificiales como bloques de hormigón, que forman parte de los mantos de diques en talud y en otras obras marítimas (banquetas de cimentación, por ejemplo) o hidráulicas (mantos de presas), colocados de forma ordenada o aleatoriamente funcionando como protección frente a la erosión causada por el oleaje.

Software GEO5 para el Diseño de Muros de Gravedad

Los bloques de hormigón tienen una gran variedad de formas que para cada obra se seleccionan según sus distintas propiedades: dolos, cubos, tetrápodos, cuadrípodos, tribar y otras.


Escollera


Según la RAE, es una obra hecha con piedras echadas al fondo del agua, para formar un dique de defensa contra el oleaje, para servir de cimiento a un muelle o para resguardar el pie de otra obra.


La palabra ESCOLLERA (piedras de gran tamaño para proteger taludes o sus pies) viene de ESCOLLO, que a su vez proviene del latín SCOPULUS, uno de los tantos peñascos sumergidos que eran un peligro para la navegación.


Escollera


Sinónimos: dique, espigón, espolón, malecón.


 

¡ GRACIAS 😎 por comentar o proponer mejoras !

      Escribe👇 aquí tu comentario

      Diccionario ✅
      Logo